Acompáñame en este recorrido, dame tu opinión y sigamos juntos...

A partir de junio 2021, también publicaré en éste las entradas de mis otros blogs.

_______________________________________________________________

Pautas para seleccionar recursos audiovisuales en apoyo a las clases presenciales o virtuales


En la planificación del proceso enseñanza aprendizaje los recursos son parte importante pero no su eje fundamental, porque se organizan en apoyo a las tareas para que el estudiante pueda llegar a procesar la información, buscar soluciones y aplicar los conocimientos.

Por otro lado, vemos en la actualidad, la utilización cada vez más de plataformas y herramientas apoyadas en Internet, de las cuales nuestros estudiantes son asiduos y que bien aprovechadas pueden constituirse en valiosos recursos audiovisuales.

Cómo seleccionar los recursos audiovisuales
Recursos audiovisuales en apoyo a las clases*


Ejemplo de ello es YouTube, plataforma que posibilita el apoyo a las clases presenciales u online con los videos compartidos, propios o de otros autores. Por lo tanto, accesible a profesores y estudiantes para explicar temas complicados de visualizar directamente o de exponer en un aula, sin menoscabo de su uso para otras temáticas.

¿Cómo seleccionar nuestros recursos audiovisuales a partir de la planificación del ambiente de aprendizaje?.


Lo primero a considerar, como ya saben, es la correspondencia de los recursos con el resto de componentes del ambiente de aprendizaje, que muestra la coherencia y pertinencia de su diseño con lo que se aspira se aprenda y sus resultados. Guía la selección del recurso de una amplia tipología que responde a los requerimientos del docente, en atención a las características y funciones como apoyo al programa.

Un ejercicio teórico y de aplicación, que sirve de referencia para aprender a seleccionar los recursos audiovisuales lo encontramos en el trabajo de Blanco[i]. Afirma la autora, El listado de recursos didácticos no podrá cerrarse nunca, se irán incrementando con el desarrollo de la sociedad, de la tecnología, etc. Además, la mayoría de los recursos se comparten en la web, de forma libre, por tanto son gratuitos.

Si bien es cierto que la presencia de las categorías didácticas y su conformación son homólogas en cualquier ambiente instruccional, también es cierto que el entorno donde se desarrolle condiciona su aplicación. Una cosa es presentarlo en forma online y otra, que sea presencial.

En una clase presencial el profesor y los estudiantes comparten, principalmente, un mismo lugar en igual momento. Es una interacción directa mediante la cual se estructuran los contenidos y estrategias previstas, sin obviar la posibilidad de entrelazar con actividades diferidas. En el caso de los vídeos, estos pueden verse en clase o como tarea para la casa, siempre en el ámbito de una estrategia.

La clase online se desarrolla en Internet usando una plataforma virtual, caso Moodle, donde reside toda la programación y la relación entre profesor y estudiante es básicamente asincrónica en tiempo y espacio. Esto incide en la presentación de los contenidos, el método y los recursos previstos para un estudio independiente con apoyo docente.

Los contenidos de los recursos audiovisuales se usan con una intención, son parte de una actividad por lo que incluye otras acciones que cierran el objetivo de aprendizaje. En tal sentido, estos materiales representan a una serie de procesos y técnicas visuales y auditivas, que apoyan al docente y su programa, facilitando la comprensión de las ideas.

En la Web hemos visto ejemplos de vídeos; los cuales pueden estar conformados por imágenes estáticas en sucesión tipo diapositiva o en movimiento, en trasmisión directa o prediseñado con un propósito determinado; con un contenido estructurado o no, desarrollado como tutorial, documental, ejercicios, entre otros; y también con algunas posibilidades interactivas. En mi caso, he usado solamente una webcam con micrófono, que ha facilitado la transmisión en directo y la grabación de vídeos. 

Velaz[ii] por su parte, identifica las funciones de los recursos en el proceso enseñanza aprendizaje, de forma de asegurar toda su funcionalidad, que no estén infravalorados y estimar su potencial didáctico. En otras palabras, sirven para introducir una clase, motivar, explicar o ampliar un contenido, entre otras. Por lo cual, lo primero es reflexionar sobre la necesidad y uso del recurso para luego seleccionar el que corresponda.

¿Qué queremos obtener con el recurso? ¿Brindar información, motivar y abrir el debate, presentar simulaciones de situaciones o las reales, relacionar temas, demostrar la aplicabilidad del conocimiento, valorar el aprendizaje? La selección del contenido del vídeo y su tratamiento va a depender de la respuesta a esos y otros interrogantes.

En definitiva, para la selección del recurso audiovisual nos orientamos en atención al ambiente de aprendizaje y lo que queremos obtener.

·   Objetivo. ¿Cuál aprendizaje aspiramos lograr? ¿Qué necesitamos y en qué proporción el recurso nos ayudaría a alcanzarlo?
· Contenidos. ¿La naturaleza de éstos requiere un recurso audiovisual? ¿En qué medida es necesario y con cuáles características? ¿Permite una mejor organización y presentación?
·    Estrategias. ¿Las actividades -de aprendizaje y evaluación- y los métodos apropiados al desarrollo de los contenidos requiere el uso de recursos audiovisuales? ¿Existe una demanda real? ¿Permiten cubrir los diversos estilos de aprendizaje de los estudiantes o toma en cuenta sus características particulares?  ¿Cuáles serían sus especificaciones?
·     Contexto. ¿Ofrece facilidades para preferir recursos audiovisuales? ¿Cuál es el entorno de aplicación? ¿El profesor y sus estudiantes están preparados para su buen uso?

Fundamentalmente, debe haber un equilibrio entre el contexto y las necesidades de todos los participantes, así como el requerimiento del plan formativo; obviamente, el profesor debe conocer las características y uso de los recursos, así como de su aplicación; no puede dejar el ambiente instruccional a la improvisación. El estudiante por su parte, debe poder seguir las indicaciones con conocimiento de lo que debe hacer y el resultado que se espera de él.



[i] Blanco, I. (2012). Recursos didácticos para fortalecer la enseñanza-aprendizaje de la economía. Trabajo Fin de Máster. Universidad de Valladolid. En https://uvadoc.uva.es/bitstream/10324/1391/1/TFM-E%201.pdf
[ii] Velaz, C. (2003). La “Mediación Múltiple”: Creación de un sistema de enseñanza/aprendizaje a distancia a partir del diseño de un plan general de recursos didácticos de la disciplina. En Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. Vol. 6 N° 2.
*Imagen de Free-Photos en Pixabay

No hay comentarios:

Publicar un comentario